"Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha"

jueves, 11 de febrero de 2016

Porque llegas

Y al levantar la vista a la pantalla se agitan tus brazos, en blanco y negro, como la tormenta del desierto. Late tu pequeño corazón dentro de otro cuerpo, como el temblor de la lluvia; mi niña, aquí te espero en este mundo de mareas y acantilados, de naufragios y andenes vacíos, de bombas que retumban y tierra que ruge en las costas del sur. Pero tal vez tú vengas a cambiar su rumbo, o al menos el mio. Ya verás, no todo está perdido, aún nos acordamos de sonreír y siempre te estuve esperando. Y éstas son mis manos, serán tu primer nido, las que te abracen en mitad de tu llanto de desconsuelo. Porque te amo sin conocerte, con el impulso de una estampida de búfalos cruzando Gran Vía, y la luz de una aurora austral crece en todos los portales oscuros y un hombre escribe poemas de amor detrás de cada ventana. Me envejecerás y también me harás jugar como un niño en la alfombra, colibrí de mayo, mi constelación incompleta que se dibuja sobre el tejado.
Llegas y este alboroto de risas es por ti. Compartiremos la fiebre que dispara el mercurio y ese sueño que nos cale hasta los huesos; y si te sorprende el desvelo, yo te presto mi pecho hasta que te venza el cansancio. Duerme, con la calma de la fugaz infancia, mientras te sigo imaginando... y duermo yo... pensándote, pensándote...

(Texto de Suso imagen de google)

5 comentarios:

  1. Ufffff, hoy me has emocionado especialmente, impresionan tus letras, porque como nunca, nacen de tu corazón, ese corazón que ya la imagina a tu lado, donde tienes ese sitio tan especial reservado para ella, tan peqeñita... pero con tantas ganas de vivir...
    Aún no has visto su carita, y ya la amas, es lo más misterioso y maravilloso de la vida.
    Recuerda siempre lo que sientas la primera vez que la veas, y guárdalo para recordárselo siempre.
    Ella cambiará tu vida Suso, y la llenará de amor.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Ohhhh que lindo escribes y sientes, no sabía yo de esta feliz espera. Cuantos brazos la esperan, Cuantas bocas le regalaran besos y palabras hermosas. Felicidades Suso a ti y a esa mami. Es para toda vuestra vida.

    ResponderEliminar
  3. La ternura que desprender, ¡madre mía! Si casi casi has hecho que reniegue de mi decisión de no querer hijos.
    Muchas felicidades y un besote.

    ResponderEliminar
  4. «Y si te sorprende el desvelo, yo te presto mi pecho hasta que te venza el cansancio». Precioso, Suso. Qué más te puedo decir.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Te encontré de repente Me ha gustado conocerte las letras

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella en este horizonte.
Pasa, pasa... no te quedes inmóvil al borde del camino...