"Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha"

martes, 2 de febrero de 2016

Las tardes heridas




















Lo complicado del amor no es como entra, sino como sale.
Es el agujero que deja pronunciar tu nombre,
es el recuerdo de tus manos perforando mi mente
abriendo un túnel vacío donde descarrila el invierno.

Busco sin encontrarte;
sabiendo que todos los futuros son un instante
y el tuyo debía ser conmigo, y no en otra cama
que te escupe un amor rutinario con caricias en piel inerte.
Porque en el espejo de tus ojos habitan nuestros momentos:
mira atrás; verás un descampado y mis besos posados en tu nuca
y la chispa que ya no sentirás en otra lengua.
Tu cuerpo se encaja en mis brazos y
volvemos al punto de partida donde nacieron unos adolescentes.

Busco sin encontrarte;
no hay nadie, miradas en el agua del fondo de un pozo,
un montón de cenizas, tu ausencia cobarde
sin dejar una palabra en el vaho de la ventana.
El mundo cambiaba sólo con rozarnos
pero ya sólo brota el odio de un amante lapidado.
Sigo mi camino, piso la hierba, cae la noche,
voy flotando a la deriva en calles que parpadean.
Escribo a solas. Viene la marea. Te mientes.

Lo complicado del amor no es como entra, sino como sale.
¿Cómo sale? haciéndonos heridas a bocados
inyectando el veneno como una planta carnívora.
Ignorándonos las tardes de domingo.
Rompiendo las hojas en blanco que quedaban por escribir.

Vete. Si de verdad no lo entiendes, vete del todo.
Pero si vas a hacerme daño, que sea mordiéndome los labios.

(Texto de Suso imagen de google)

12 comentarios:

  1. Heridas y màs heridas y sabgre. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las bellas historias dejan heridas abiertas. Y que bello es escribir al desamor! Un abrazo

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Gracias Maruja por tu cariño y tus palabras. Un abrazo

      Eliminar
  3. UfffffSuso...nostálgico,intenso como extenso escrito, impacta el relato de cada palabra, de cada sensación y de cada registro que compartes desde lo mas profundo.
    Una vez me dijeron que no debemos volver allí, donde fuimos felices, no se si tiene que ver, pero me lo has trído a la memoria.
    Yo soy de eternas lealtades y ciertas vinculantes.
    Pero ese final me ha impactado, consigues desarmar a quienes te leemos y caemos en las redes de la historia...
    Hay tanta nostalgia en ella, siempre la hay y ¿quien no ha vivido momentos tan parecidos?
    A prueba de tus propias fuerzas el vacío... Solo no te dejes rendir!

    Te Acompaño desde el silencio!

    Besos Suso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias niña! Tu paso siempre es un placer para mi. Rendirse en el amor? Nunca! Quedan muchas historias por escribir. Un besazo enorme!

      Eliminar
  4. Sigo sin poder explicarte cómo saboreo cada línea que escribes, a cada cual más desgarradora, y cómo espero ese azote final como droga pinchada en vena. La belleza nefasta del desamor. Una maravilla.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Es un placer contar contigo y leerte, una bendita casualidad cruzarse en este mundo bloguero. Queda mucho que escribir.
      Un fuerte abrazo

      Eliminar
  5. Y mira que escribiremos sobre amor a lo largo de la vida, y mira que no nos cansaremos nunca...
    Bonito texto. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El amor es el motor del mundo y el desamor, a veces, creo que incluso más. Yo no pienso cansarme de escribir ni de leer sobre eso.
      Gracias por tu paso. Un fuerte abrazo

      Eliminar
  6. "Lo complicado del amor no es cómo entra, sino cómo sale". Bonita verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita y tus palabras.
      Un enorme saludo

      Eliminar

Gracias por dejar tu huella en este horizonte.
Pasa, pasa... no te quedes inmóvil al borde del camino...