"Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha"

domingo, 27 de septiembre de 2015

Finales que nunca terminan del todo

Me miró como quien mira a través de las pupilas, de la piel, de la carne, de los músculos; justo ahí dentro se quedo su mirada, estampada contra mis huesos. Así era ella, con el caramelo tostado del otoño encerrado bajo sus párpados. Con esa manera de contemplar la vida como quien observa el vuelo de un pájaro bajo las tripas de la tormenta. No necesitó decirme nada. Con la facilidad de quien lame sus heridas, y arrincona el miedo contra la pared, dejó resbalar un beso sutil que posó sobre mi mejilla. Después dibujó una leve sonrisa, de medio lado, que se quedó flotando en el diluvio de mi cuerpo… Y se marchó. Allí me quedé maldiciendo porque sabía que era una de esas historias que nunca termina del todo; que a menudo regresa a golpearme el cráneo con su recuerdo.

(Texto de Suso imagen de google)


Finalista! seguimos...

Quería compartir con vosotros, como siempre, otra pequeña alegría literaria. En esta ocasión un relato, que envié en mayo a un certamen literario internacional (se celebra en España), ha sido seleccionado finalista entre los cientos de participantes. En un mes se fallará el premio y, aunque es difícil, es toda una satisfacción estar ahí entre las poquitas obras elegidas. Hasta aquí puedo contar. Gracias como siempre por vuestro apoyo. Nos vemos en el camino...