"Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha"

domingo, 2 de agosto de 2015

Quise decirte...

Te vi alejarte por la acera empinada y quise decirte que te quedaras... pero ya no pude. Debí arrojarte las palabras, aunque fuese a traición y por la espalda, como quien lanza una piedra y la hace rebotar contra el agua. Doblaste la esquina, y la calle, que antes tenía sentido con tu cuerpo, se convirtió de nuevo en una simple calle: vacía, moribunda, insignificante. De todas las calles posibles tuvo que ser esa, por la que paso casi todos los días y que desde hoy será maldita, irrespirable, despiadada conmigo cada vez que pase y me ensarte el recuerdo de tus ojos contra el pecho.

Quise decirte que te quedaras... pero ya no pude. Y volví a estamparme contra la soledad, contra el muro del verano con el corazón lleno de arena. Y me dieron ganas de vengarme de esta ciudad, de secuestrar y robarles la noche al resto de amantes, furioso porque no pude borrarte el carmín a mordiscos. La vida se me antoja injusta. Cambiaste de rumbo como quien se cambia el vestido y mi porvenir quedó malherido sabiéndote en otros brazos.


A veces pienso que tu cintura era la respuesta a todas mis preguntas, y que ya no estás. Pero quiero pensar que nos quedan cientos de días, y me vale con uno, para coincidir en la misma calle y decirte que te quedes; ahora sí. Mientras tanto creo -tal vez me mienta- que algún lunes por la mañana, en la rutina de tu trabajo, fugazmente, te acordarás de mi.

(Texto de Suso imagen de google)

8 comentarios:

  1. Por lo menos tú te acuerdas de ella y eso es bonito.
    Feliz semana¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita! Feliz semana igualmente. Mi abrazo

      Eliminar
  2. Según parece no deberíamos volver al mismo sitio donde fuimos felices, pero... a veces quedan abiertos huecos, sentimientos por los que poder regresar... Indescriptible lo que hace sentir.
    Hacer llegar de esa manera, y saber jugar con las palabras eso es un don...solo tuyo.

    Me impactó esta frase, roza la perfección "Doblaste la esquina, y la calle, que antes tenía sentido con tu cuerpo, se convirtió de nuevo en una simple calle: vacía, moribunda, insignificante."
    A veces tantas veces intentamos hacer feliz, a quien está con nosotros, pero conseguimos lo contrario, hacerle llorar.
    Si, probablemente... seguro, se acordará de ti.

    Abrazos Suso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la visita, por tan bellas palabras, por destacar una frase especial y hacerla tuya, esa es la magia de las letras para los que escribimos. Un abrazo enorme.

      Eliminar
  3. Lo leo mil veces y en cada una de ellas me gusta más. Esa sensación de pérdida que no acaba de irse del todo, o que no queremos pensar que la hemos dejado marchar para siempre. Esa imagen que inevitablemente nos viene a todos de esa calle, de esa persona, de ese encuentro que nunca se encuentra...

    Besazo enorme. Muchas ganas de verte.

    ResponderEliminar
  4. La vida se me antoja injusta!!! Me quedo con esa frase...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vida se antoja injusta en demasiadas ocasiones. En vivir el instante y los pequeños momentos que nos hacen felices puede que esté la clave. Mi abrazo. Gracias por tu paso

      Eliminar
    2. La vida se antoja injusta en demasiadas ocasiones. En vivir el instante y los pequeños momentos que nos hacen felices puede que esté la clave. Mi abrazo. Gracias por tu paso

      Eliminar

Gracias por dejar tu huella en este horizonte.
Pasa, pasa... no te quedes inmóvil al borde del camino...