"Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha"

viernes, 22 de noviembre de 2013

Ausencias














Te fuiste.
Aquella noche que llovían zafiros afilados y sonaban las alarmas.
Hoy... te sigo un rato por mis recuerdos: 

Te encontré perdida,
como un marinero en tierra adentro,
confusa y desnuda en una calle llena de cristales.

Y así te amé. Te abracé hasta juntar tus trozos rotos.
Fuimos luciérnagas en llamas quemando Gran Vía.
Vaciaste mis cajones, los llenaste de semillas,
crisálidas, estambres... y dibujaste la primavera en tu vientre.
Atravesaste la aurora, tumbada sobre mi pecho.
Señalabas el rumbo a nuestro destino, y yo loco,
dejándome despeinar por el verano, por tus labios de luz,
por tus dedos bajo las arrugas de mis pantalones de lino.
—Háblame del Sur y de los desiertos lejanos donde vas a llevarme —decías.
Y yo te susurraba, mirando el solsticio nacer en tu ombligo.
Sólo a ti te quise por fuera y por dentro.

Te fuiste.
Bajaste las persianas y el cielo se llenó de barro y mercurio.
Hace tanto de aquello... Y mi memoria aun no se acostumbra,
se encharca de carencias y a veces te evoca.
Pero sólo es un rato. Después, te haces humo,
y puedo maldecirte y borrar tus mensajes del contestador,
cuando me miento imaginando que, a ti también, te estrangula mi ausencia.

(Texto de Suso imagen de google)

10 comentarios:

  1. Hay ausencias que llenan más espacio incluso que la presencia que las precedió, por intensa que ésta haya sido y precisamente por eso.
    Sentido texto

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Ausencias que nunca se olvidan y que vuelven a nuestra memoria a oleadas,como el mar a la playa.
    Nostálgico y bello texto.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. ¿Cómo no me va a encantar? Si consigues estremecer hasta al más firme de los corazones con tus versos.
    Malditas ausencias que con tanto ahínco la melancolía se encarga de hacer presentes.
    Quizás no haga falta mentirse...

    Un besazo, Suso. Fantástico. Nos tienes malacostumbrados.

    ResponderEliminar
  4. Qué decir... tan evocador como de costumbre.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Qué bello leerte amigo.
    Estoy seguro de que esa ausencia es mutua, no puede alguien obviar lo sucedido y vivir ignorándolo, por mucho que lo pretenda. Lo que sí puede es vivirlo en silencio. Y eso hacemos muchos, como incitadores o como afectados...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

  6. Hoy estas hermosas letras tuyas, hacen un poema triste pero con el sentimiento vivo que por ti late en ese corazón apasionado que de un manotazo desgarra la razón

    Creemos escapamos a la tristeza en más de una ocasión, pero ¿de verdad escapamos?
    Hay veces que el orgullo, o la cobardía nos impide reconocer que el corazón no ha olvidado, que no deja de llorar y el egoísmo no nos deja ver si “el” o “la” otra persona sigue llorando en el mismo silencio. ¿Como dejar de llorar a quien se pierde...?

    Sigo admirando tus letras Suso, tus hermosas letras ¿como no iba ase así?

    Un abrazo enorme y un besico.

    ResponderEliminar
  7. Al leer tus palabras plasmadas en versos nostálgicos, sentí que describías un pedazo de mi vida, la ausencia de aquello que un día nos llenó de sonrisas y cálidos ayeres y que hoy no son mas que recuerdos y el fantasma de aquel que nos dejó.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tan bellas palabras. Un placer saber que te han llegado estas letras. Espero que para bien. Nos vemos en el camino. ..

      Eliminar

Gracias por dejar tu huella en este horizonte.
Pasa, pasa... no te quedes inmóvil al borde del camino...