"Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha"

domingo, 23 de septiembre de 2012

El triste pasado de nuestros cuerpos

















Nos amamos con furia en el presente...
Con la memoria puesta en el pasado.
Nos comimos con ansía, en llamas... Nuca, hombro, nalgas...
Mientras ocultábamos nuestros fracasos,
los fragmentos de recuerdos, el par de ojos ausentes y tiznados.
Así estuvimos, queriéndonos por despecho,
disimulando la nostalgia arrancada del sofá.
Matamos como verdugos, todas las bocas besadas, pasadas...
Arrollando los cuerpos, a quemarropa... Sin tocarnos el alma...
Nos perdimos de vista en un aeropuerto,
pero poco importó. Nuestras maletas iban vacías
y desiertas las lenguas que ya nos provocaban náuseas.

Cuando el otoño nos encañonó en las costillas
y yo maldecía los hoteles de Madrid, Sevilla, Barcelona...
Me sorprendí pronunciando tu nombre.
Yo tenía mil preguntas y tú, todas las respuestas...
Pero para nosotros... Siempre fue tarde.

(Texto de Suso, imagen de google)