"Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha"

lunes, 5 de noviembre de 2012

La memoria del olvido


Algo tendrían que decir aquellas noches de septiembre, arrancándonos la nostalgia de los cuerpos en tu sofá. La vida golpeando en los cristales, los miedos arrojados contra la corteza de las paredes.

Te fuiste cuando el invierno comenzaba a arañarnos la cara. Las calles se convirtieron en un fondo de coral, peces y abalorios oxidados, barcos sumergidos, ganas de llorar. Mil lunas caducaron al fondo del horizonte, y un terror al eclipse de sombras, en las pupilas de tu recuerdo, pasó barriendo el futuro. Un huracán de espasmos, titubeos en otras bocas, asfalto y mármol, carreteras que no saben donde van. Saberse perdido y no poder hallarse.

Y un día, aprendí a malvivir si ti. A sonreír ante el reflejo del espejo, a ese tipo puesto en pie, bajo la falda de una nueva mañana, acurrucado en las manos del porvenir, con la efímera satisfacción de haber desnudado los fantasmas, de saber que ya no me eres imprescindible.

Maldito el olvido, que no tiene memoria y regresa una y otra vez...
Maldita la casualidad, de volverte a ver. Y morir a traición, de golpe, en el zarpazo de tu mirada.  

(Texto de Suso imagen de google)

12 comentarios:

  1. Me gusta como va tomando fuerza, maldito el olvido que se resbala por las orillas de nuestra alma.

    Siempre un gusto!

    ResponderEliminar
  2. Sencillamente hermoso...y triste...me recordaste una canción, te la dejo para que la disfrutes, espero te guste...besotesss
    http://www.youtube.com/watch?v=kM27r7B9F5A

    ResponderEliminar
  3. maravilloso leerte ,como siempre!!!
    el texto emana una gran fuerza y deja un sabor amargo al final
    no dejes de regresar , extraño tus palabras
    y la música que las acompaña

    Unbesazo

    ResponderEliminar
  4. Un fuerte abrazo a todos.

    Gracias Martina, no conocía la canción, pero veo que coincidimos en titulo y bueno, los sentimientos que son universales.

    ResponderEliminar
  5. Esto del olvido es el cuento de nunca acabar, y encima cuando estamos un poco calmados aunque tristes, la memoria siempre acaba haciendo de las suyas que es jodernos la alegría. Pero en fin, otro sol vendrá que aparte las nubes.

    BESICOS.

    ResponderEliminar
  6. Siempre he pensado que el olvido y la memoria van unidos por una larga soga. Nosotros somos esos funambulistas haciendo equilibrios para no caer. Aunque a veces duela, creo que es mejor que esa soga no se rompa nunca.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  7. detesto malvivir, pero vaya si lo he hecho .. y todo por esos ojos.

    Me vino a la cabeza el mismo tema que a Martina :)
    Beso grande

    ResponderEliminar
  8. “Maldito el olvido, que no tiene memoria y regresa una y otra vez...”

    Y yo digo, que el olvido está tan lleno de memoria que a veces, no caben remembranzas… porque el olvido es una forma de memoria.
    La vida golpea, y yo casi me siento alegre, como si estuviera cansada de estar triste.

    Muy bueno, y como siempre con buenas metáforas.

    Beso enorme Suso.

    ResponderEliminar
  9. Suso, el olvido parece se olvida de venir a dosificar nuestro dolor y tristeza, me gusta tu espacio, me quedo a tu lado
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Yo pienso que el olvido tiene memoria única y duradera.
    Visite tu blog, pq te vi en el de Ame, y la verdad me gusta lo que haces.
    Mi blog es:
    elblogdemaku.blogspot.com
    si te gusta podríamos seguirnos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Esa sensación de haberle olvidado y darte cuenta que no, que a lo mejor todo estuvo oculto a la fuerza, y que al volver a encontrar a ese alguien, todo vuelve a revivir ...

    Hermoso escrito. De mis blogs favoritos, escribes con el alma.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Supongo que el olvido es un hecho circunstancial, que tarde o temprano se deja asaltar por el inevitable recuerdo…
    Te perdí la pista…pero te encuentro de nuevo… ;-)
    Un placer amigo,
    Muacks!!

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella en este horizonte.
Pasa, pasa... no te quedes inmóvil al borde del camino...