"Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha"

martes, 7 de febrero de 2012

Labios a quemarropa

Antes del amanecer, construimos nuestro mundo de cañas y barro, donde la paz goteaba lentamente, estrellándose sobre tu espalda, cosidas las pieles a besos.
Pero con las primeras luces de la mañana, saltaste de la cama como de un trapecio, dejando en el vaho de la ventana, un adiós escrito con tu dedo, y una cuerda floja de latidos y pupilas huérfanas, ausentes de miradas.

Así me enseñaste lo que es querer. Doscientas noches de labios solitarios disparando a quemarropa, un universo como una noria, chocando contra las paredes, y yo malviviendo en el recuerdo de tus andares.

Visité tantos andenes buscándote, que las horas fueron diamantes perdidos, cuadros de Monet, nenúfares a la deriva. Las lenguas murieron precipitándose entre la lluvia de febrero, que de puntillas maldice los recuerdos rotos sin haberlos vivido. Y dime, como no quieres que trasnoche, de pie frente a la luna mordida, con Chopin sonando en blanco y negro, desangrando cada nota, enterrando las huidas que soñé, como un adolescente, sin los verbos en la garganta.

Recuérdame que un día nos vestimos de agosto en el invierno mas oscuro, mientras la aurora esperaba de puntillas nuestra llegada, celosa y desarmada del amor que nos corría las mejillas. 
Yo seguiré haciendo las mismas cosas, escondiéndome en los portales de los lunes de tormentas, por si descubres que tan sólo soy el hombre que te busca, el que desea habitarte por dentro y por fuera, sin poder ofrecerte otra cosa que hacerte sentir mujer, simplemente invocando tu nombre temblando en la boca.

(Texto de Suso, imagen de google)

11 comentarios:

  1. Sí dice que no se ha vuelto loca...
    Bellísimo
    Un sonrisa...

    ResponderEliminar
  2. Dime como no quieres que trasnoche... si están tus palabras para acompañarme.
    01:44 hora Uruguay. Abrazo

    ResponderEliminar
  3. Así como cada entrada tuya me ilumina por fuera, a veces, como hoy, me vacia completamente... por dentro.
    Que forma más linda tienes de llegar a lo más profundo del alma.
    Mi admiración por ti Suso, siempre!
    Besos sin recuerdos ;)

    ResponderEliminar
  4. Desde la aurora diviso la vida… “cosida a besos”, y aun con esa nostalgia, tu escrito emociona…
    diría, que más todavía. ¡Bello!!!

    He disfrutado de el, de tu música, de todo lo hermoso que hay tras esta prosa poética, que me ha llevado a un bello paisaje de amor, (aunque asome ese deje de tristeza) con la esperanza de que ese agosto, derrame la aurora, celosa por las mejillas… desterrando para siempre, este invierno tan oscuro.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  5. Que bonito Suso…palabras tan bellas y profundas son una merecida ofrenda para el amor, y ese sentir inmenso que se deja ver entre líneas, de sin duda aquel que yace tras ellas…

    Un verdadero deleite amigo, como cada vez que me asomo aquí en tu lugar de letras…

    Muackss!! ;-)

    ResponderEliminar
  6. Jirones de sensibilidad...jirones de grandeza de alma y sencillez arrastras....un abrazo,hermano

    ResponderEliminar
  7. ...una historia en la que me siento un tanto identificada...trasnochando y recordando sensaciones inolvidables que tatuan el corazón....

    precioso relato Suso.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Es difícil llegar a quién te lee, sólo con palabras y tú lo haces.
    Genial como siempre Suso.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  9. "Y dime, como no quieres que trasnoche, de pie frente a la luna mordida" ....versos que quieren volar a la aurora mientras palpitan las sombras de la ausencia …te dejo un beso y la gratitud por tu poemas que emocionan …

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella en este horizonte.
Pasa, pasa... no te quedes inmóvil al borde del camino...