"Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha"

miércoles, 19 de octubre de 2011

Fue en esos días...

Fue en esos días...
cuando el planeta enfermó en mis manos, cansado de tantas despedidas. Los aullidos de un otoño vagabundo, mal iluminado, inundaron esta ciudad dormida. Mis dedos temblaron nostálgicos y no nació una nueva canción. Dejé naufragar a la deriva el último recuerdo tuyo que quedaba en el edredón.

Fue en esos días...
en que llovían cenizas en Bagdag, en el que un cielo roto y descarnado vomitaba su lamento. Y al otro lado del mar, el hambre, como una gran maza, golpeaba los estómagos podridos de miles de niños famélicos. Y sonreír se convirtió en una obligación que a escondidas, incumplimos a diario.

Fue en esos días...
en el que el tren que esperaba, descarriló en alguna vía muerta. 
En que los que tentáculos del sol no se posaron sobre mi cama desierta. 
En los que el espejo me insultó con su reflejo, y aquel niño alegre se condenó, creciendo.
Fueron terribles las colas de desempleo, y al llegar a casa, el maldito contestador mudo, 
donde tu voz ya nunca retumbó.

Pero fue en esos días...
en que vestimos los muros desnudos de carteles, que anuncian que otro mundo es posible. 
Porque creí en un futuro intacto, de tormentas de verano, de ventanas abiertas, 
de rumor de calles y plazas, de sonrisas eléctricas. 
De soñar que mañana, encajarán nuestras bocas en calma,  hasta deletrear las palabras mas bellas.

(Ya puedes seguir este blog en Facebook, haciendo click en el icono de la barra lateral
y pinchando en "me gusta". Gracias a todos. Abrazos, nos vemos en el camino!)

(texto de Suso imagen de google)

12 comentarios:

  1. Tal vez sea una locura, pero aun creo queson posibles muchas cosas.
    Un futuro intacto...
    Ventanas abiertas...
    Muros inexistentes frente a mis deseos(nuestros).
    Calles y plazas con nuestras manos compartidas.
    La sonrisa perfecta por estar con quien amas.
    Creo y es que necesito creer que mis sueños los viviré despierta junto a quien amo.
    Besitos Suso.
    Siempre tan lindo escribiendo, pero mucho más sintiendo(te).
    Cuidate mucho!

    ResponderEliminar
  2. Diferente, y eso me gusta...ya sabes por qué. besitos de colores.

    ResponderEliminar
  3. Fue en esos días... que nos enganchamos a tu blog... hasta hoy. Saludos amigo.

    ResponderEliminar
  4. Pues por esos días, escribes mejor, el dolor de la ausencia es una buena musa.

    besos

    ResponderEliminar
  5. Siempre hay días como estos, días en los que sientes que no eres humano, que no eres parte de algo de lo que se supone deberías ser parte, y te sientes mal por ello. Pero siempre hay una pequeña chispa soñadora dentro de nosotros, siempre esta viva aunque en este mundo los sueños tengan el mismo periodo de vida que las moscas.

    Un beso compañero, me encanta tu blog.

    ResponderEliminar
  6. Tenemos que admitirlo, hay momentos en la vida que parece estuviéramos metidos en un hoyo. Yo soy de las que creen que cierta tensión es tan necesaria como en los instrumentos, que necesitan presión para que funcionen.
    Y vamos a seguir cayendo, porque eso es parte de nuestra vida, pero siempre hay cosas por las que vale la pena seguir soñando y luego vivir esos sueños despiertos, porque eso sí nos hará felices.
    Al otro lado del mar, las injustas guerras, el hambre que en un minuto, tiempo que nosotros más o menos podemos emplear en lavarnos las manos, mueren en el mundo 10 niños menores de cinco años por causa del hambre, o sea más de cinco millones de niños al año. Y ni siquiera escuchamos sus desgarradores lamentos, pareciera como si ya nos hubiéramos acostumbrado a ellos. Un mal endémico al que están llevando al mundo…
    Pero yo sigo creyendo todavía en ese otro mundo mejor.
    Muy buena Suso, tanto la parte personal como la otra reivindicativa.

    Besos y cariño.

    ResponderEliminar
  7. Me encantó el mensaje final de tu entrada...

    Siempre hay una luz al final del túnel, un destello de fe y esperanza que empieza en nuestra propia actitud hacia la vida.


    Abrazos Suso !!!

    ResponderEliminar
  8. A pesar de la existencia de esos días grises de atmósferas enranciadas y negros horizontes, siempre habrá algo que nos ayude a darle un toque de color, a avivar corazones cansados y despertar ilusiones dormidas. No es fácil, pero merece la pena descubrirlo....

    un beso fuerte!

    ResponderEliminar
  9. Esos dias en los calan los colores grises de la vida,el frio aire que abraza con la soledad en nuestra piel, cansa el alma y opaca la mirada.
    como disfruto la lectura de tus textos con ese toque a veces de amor otras de frió y soledad.
    saludos querido amigo, un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Fueron días de grandes esperanzas y de luchas contínuas...
    Todavía ese caminar es muy persistente y hay que sobrellevar las cosas tal como vienen.

    Me has hecho reflexionar,un texto un poquito diferente a lo que escribes eso está bien.

    Un beso Suso,buen domingo.

    ResponderEliminar
  11. Estupendas las cosas que nos dejas, amigo.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. deberíamos aprender a escribir (por el final lo digo)

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella en este horizonte.
Pasa, pasa... no te quedes inmóvil al borde del camino...