"Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha"

domingo, 6 de marzo de 2011

Veinte patadas y un beso desesperado

Será la fina lluvia suspendida en las pestañas como brillantes cascabeles, o el olor inyectado en vena del incienso que queman en la calle Sierpes.
Será este reloj de arena, convertido en barro, por el que se deslizan las horas, o la luna afilada que se posa en los tejados ennegrecidos, arañándolos con su tentáculo de luz. 
Será que últimamente me peleo con el mundo y le doy veinte patadas y al final de semana nos reconciliamos con un beso desesperado. Serán las aceras desiertas en las que desgastamos las suelas, o las esquinas muertas donde un verano, rudimentario y seco, encajamos nuestras bocas, en su llanura de penumbras. Será el terror al eclipse de tus pupilas o el tacto del recuerdo que me corta como un cristal roto.

No se que será, pero hoy pienso en ti. Y así se que existes, en mi rumor de mares, en las cálidas tardes de la arboleda de lindes melancólicas de mi memoria. 
Por eso me cuelgo en la cuerda de tender, para que la tormenta me limpie por dentro, y después, a esperar que salga el sol y seque estas ansias de ti.

(texto de Suso, imagen de google retocada)

22 comentarios:

  1. Pufff... Suso te echaba de menos, algo normal pues me he convertido en adicta de tus letras. Maravillosa tu entrada.
    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
  2. Inquietante texto, ya desde el principio llama poderosamente la atención con un título, que alude a Neruda, el poeta del amor, desde un punto de vista peculiar. Me gusta mucho.
    Felicidades.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Cuantas veces he sentido lo mismo...hasta llegar a la conclusión que yo misma debía limpiarme por dentro, aceptando lo que es y lo que no pueda modificar allí quedará.
    Besos y,,,como me gusta leerte ;)
    Cuidate!

    ResponderEliminar
  4. Difícil tarea desprenderse de los recuerdos…

    Preciosa entrada amigo, un placer deleitarme con tus letras ;-)

    Bsos

    ResponderEliminar
  5. invocar fantamas pede ser peligroso, pero hay peligros necesarios

    ResponderEliminar
  6. Suso!!!

    no podés hacerme esto en el alma!!!

    y es que yo sí existo, aunque sea en el rumor de la no memoria, y ese existir se fecunda en tu texto...

    abrazos

    ResponderEliminar
  7. Precioso como siempre, pero nostálgico triste, enfadado, y quizás esto lo hace más bello…
    Será el terror al eclipse de sus pupilas o….
    Si yo estuviera enfadada con el mundo, sadría al campo, pegaría un par o cien patadas, un grito a lo spartan, y esa sería una forma de sentirme mucho mejor.
    Sabes otra de las cosas que yo haría?

    Me perdería en sus brazos
    hasta que saliera el sol,
    y cuando llegara la mañana,
    que se fuera, si así lo quería…
    Pero nunca,nunca sería, una sombra solamente en mi vida.

    ResponderEliminar
  8. eclipse de tus pupilas , ainsss me lo llevo
    !Que fantástico escribes , morí de amor!
    :P

    ResponderEliminar
  9. Que ansias de tener contigo a esa persona que te araña el alma y te hace sentir que estas vivo, dentro de este monótono mundo.

    Un diez Suso!!! Te has ganado un pedazo de besote y una gran sonrisa!! ^_^

    ResponderEliminar
  10. Hermano...este es de los que mas me ha gustado...a veces esos eclipses de pupilas solo los momentaneos desde luego) son como el click del interruptor de nuestras emociones aletargadas...nadie como tu para expresar una sonrisa apagada que se enciende de repente...genial, Suso...un abrazo

    ResponderEliminar
  11. ...esperar el sol y sacar a orear la añoranza.
    un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Un gran escrito muy de las extrañas de la nostalgia, tormentosos recuerdos.
    Besos que tengas una linda semana.

    ResponderEliminar
  13. Qué hermoso texto, Suso, cuánto evoca y cuántas frases maravillosamente hiladas. Hasta el título me traspasa en ese recuerdo nerudiano.
    Gracias por tanto disfrute, querido amigo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Me gustan las imágenes que creas a través de tus letras...solo tengo que cerrar los ojos para ver esa lluvia de lunas en las pestañas mientras un rumor de mares atraviesa tu tormenta. Es muy hermosa tu manera de escribir Suso. Te dejo un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  15. Melancolía me has hecho sentir entre dulces palabras y tenue triste sonrisa.
    Un biquiño meniño.

    ResponderEliminar
  16. Me encantan tus escritos compañero! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  17. que hermosas imagenes planteas en el texto: el beso desesperado, la existencia del otro a partir del pensar, y esa, la final... que el sol seque lo que dejo la tormenta...
    me gusto mucho
    beso

    ResponderEliminar
  18. No se que será, pero hoy pienso en ti. Y así se que existes, en mi rumor de mares, en las cálidas tardes de la arboleda de lindes melancólicas de mi memoria.

    Enormemente bello y melancolico.... sera?? que se pueda limpiar y sacudir uno la memoria, para esperar el nuevo día el nuevo sol, con sus renovados calidos que entibien el frio de un cuerpo en soledad.
    siempre tus letras me inspiran enormemente, gracias por este regalo de textos que nos compartes.
    te dejo un abrazaso desde un puntito en el norte de mi hermoso México.
    sacude tu nostalgia pero nunca dejes de regalarnos tus maravillosos textos.

    ResponderEliminar
  19. Que me gustan estos textos a mí...

    Un beso! espero que estes bien!

    Mua!

    ResponderEliminar
  20. Qué hermoso Suso, cuántas imágenes endulzadas con metáforas. Esas ansias de un beso desesperado...mmm.

    ResponderEliminar
  21. Un descubrimiento tu blog viajero. Evocaciones: Sevilla, Madrid (el mío) Andalucía (también mía), la playa y yo pongo la luna que hoy brilla como nunca... te la regalo. Por escribir tan bonito
    Muy linda la presentación de tu blog, yo también tengo uno pero más prosaico que el tuyo tan poético... Un abrazo de luna llena.
    El mío es: angeladulzuras.blogspot.com

    ResponderEliminar
  22. El sol también seca la arena del reloj y el tiempo vuelve a pasar con su ritmo implacable.

    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella en este horizonte.
Pasa, pasa... no te quedes inmóvil al borde del camino...