"Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha"

miércoles, 23 de marzo de 2011

La poderosa

Por eso escribo, para recordar que sigues conmigo, mientras se desangra el pueblo indígena, y hay quien afirma que Marcos agoniza, en algún lugar de las montañas mexicanas. Será que ponemos trabas a la esperanza, en nuestro letargo de comodidades tecnológicas, mientras la rutina nos cuelga en los intestinos, intentando labrar un porvenir que garantice nuestro retiro.
Y hago repaso, de aquellos que lucharon, con la furia del motor de la poderosa que sostuvo en sus lomos a Granado y Guevara por toda América del Sur. Cuántos olvidados que tragaron polvo en el aire creyendo acercarse a una línea de horizonte que a cada paso se alejaba más.
Pero estamos vivos, y pequeñas cosas pueden cambiar, porque la revolución continua por dentro, en los libros, en la música, en la palabra, en la firme creencia de que la única lucha que se pierde, es la que se abandona.
Porque bajo este cielo de barro y cenizas, hoy sueño una utopía: que la tierra es del que la trabaja, que se educa en la tolerancia y respeto a la diversidad, que huele a hierbabuena en lugar de a gasolina, que los niños juegan en la calle y no claudican en un taller clandestino, que los indios no se arrinconan en reservas, que...                ... hay tantas cosas por hacer ...

(Texto de Suso, imagen de la película Diarios de motocicleta)

15 comentarios:

  1. Suso...
    ay, bueno, hace mas de 10 min que estoy en el comentario y no puedo decirte nada...
    sos bello, amigo!
    lo demás, lo sabés!

    besos revolucionarios!

    ResponderEliminar
  2. Excelente escrito mi suso =) cada sorprendes mas mi imaginación, tq cuidate amigo

    ResponderEliminar
  3. Ojalá todo, Suso. Tú no tienes miedo porque está claro que sabes ver el mundo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. que la tierra es del que la trabaja, que se educa en la tolerancia y respeto a la diversidad, que huele a hierbabuena en lugar de a gasolina,

    Me gusta imaginar el olor de la tierra a hiebabuena, a fresco a paz y libertad.
    tristemente huele a gasolina aun en el campo,se van perdiendo aromas silvestres y alas de libertad.
    un gusto visitarte y disfrutar de la lectura de tus textos tan llenos de imagenes.
    un abrazo con cariño para ti.

    ResponderEliminar
  5. Nada es como debería ser.
    Ya no manda el corazón, sino el hombre.
    Bicos meniño

    ResponderEliminar
  6. "Será que ponemos trabas a la esperanza, en nuestro letargo de comodidades tecnológicas, mientras la rutina nos cuelga en los intestinos, intentando labrar un porvenir que garantice nuestro retiro."
    Que verdad mas grande.
    Resulta tan difícil escapar de los condicionantes a los que nos exponen desde najos, con el único objetivo de domar la esperanza y la rebeldía, para derrotarnos a esta realidad tan defectuosa que lastramos buscando la luz a ratos.
    A los idealistas los llaman ilusos, pero es preferible tener una ilusión, que la desesperanza del que traga a boca llena.
    Me gusto mucho, sera por que en mi habita una ilusa.

    ResponderEliminar
  7. Buena crítica social, excelentes ideas sobre las que sacar conclusiones y motivos que perseguir cada día.

    Un besazo!

    ResponderEliminar
  8. Pequeñas cosas pueden cambiar tanto... ojalá no se abandone ese hacer, siempre hay que seguir intentando, seguir soñando para no quedarnos varados en la nada. Un super beso.

    ResponderEliminar
  9. Me gusta mucho! y la canción que linda!
    besos de mariposa querido!

    ResponderEliminar
  10. Después de una larga ausencia, hago una breve parada, a la espera de salir hoy a las 5 de la madrugada para tocar en Guadalajara y Valladolid... Sólo quería darte las gracias por venir al concierto. Nos vemos pronto amigo, un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  11. Vi la película “Diarios de motocicletas”. Me encantó , aprendí un poco más como Ernesto especialmente (también su amigo) fue un ejemplo a seguir. Nunca se escondió detrás de la igualdad social, porque no tenía nada que esconder. Hay que leer mucho para entender que sus ideales eran genuinos.
    En ese viaje tuvieron la vivencia íntima de la miseria el hambre las enfermedades padecidas por los más humildes y la explotación de los pueblos latinoamericanos.

    “Yo aprendí que en vez de conocer el mundo había que transformarlo” decía Guevara, pero no le dejaron.

    Buena entrada y buena crítica social tan necesaria pero a veces tan olvidada.

    Muchos besos cielo.

    ResponderEliminar
  12. El post y la música...excelente combinación!
    Linda forma de expresar(te).Es un placer leerte.
    Besos SUSO.
    Atesora siempre los mejores recuerdos ;)

    ResponderEliminar
  13. Tendremos que seguir soportando el mundo actual y seguir soñando con otra vida. Quizás nosotros no, pero vivo en la esperanza de que los que vienen detrás encuentren lo que nosotros seguimos buscando.

    Un fuerte abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  14. esta asturiana ante todo te pide perdon por no visitar tu bello espacio como se merece pero es que estoy teniendo algun que otro problemilla con las actualizaciones de los bloc que sigo, ahora estoy entrando a traves de tu bello comentario, y vengo a darte millones de gracias por hacernos participes de tus bellas y veraces letras que nace de un verdadero escritor con alma de poeta como eres tu, un besin muy muy grande.

    ResponderEliminar
  15. Es triste tener que cerrar los ojos para poder ver un atisbo de esa utopía que sueñan tus letras... porque al abrirlos nos encontramos de frente con esa realidad que nos muerde y nos compete a todos, aunque no queramos verlo. "Hay tantas cosas por hacer.." Hay tantas cosas, por pequeñas que sean, que podemos hacer para empezar a cambiar esa realidad... Es cierto Suso, la única lucha que se pierde, es la que se abandona.
    Te dejo un beso revolucionario con aromas de azahar. Que tengas un lindo día.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella en este horizonte.
Pasa, pasa... no te quedes inmóvil al borde del camino...