"Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha"

martes, 25 de enero de 2011

De ti aprendí...

De ti aprendí a ser niño, a patear la pelota de cuero, a leer cómics, a correr bajo los eucaliptos que bordean el río, en aquellos domingos de verano. 
De ti aprendí a ser hombre, a mirar detrás de los ojos, a levantarme los lunes podridos, a navegar la tormenta encabritada.

Esta tarde debería estar envolviéndote un regalo. Nada importante, cualquier detalle que hiciera bailar tu risa debajo de la barba. Mañana es veintiséis y por tercer año consecutivo maldeciré el hueco que dejaste en el sillón, el libro a medio leer, las viejas zapatillas chorreando ausencia.

Padre, la vida sigue bombeando en las venas de esta jodida y radiante ciudad. El frío muerde los huesos en estos días inciertos y la cola del paro retumba en silencio, detrás de la línea azul, de espere su turno. Tampoco nuestro equipo se encuentra en su mejor momento y la buena música escasea en televisión. Corren tiempos difíciles, que dirían los ancianos encallados bajo sus gorras de invierno y anclados en las esquinas del barrio.

Pero seguimos ajustando la brújula, mirando el horizonte dormido detrás de los esqueletos de edificios en construcción. Porque el destello de tu voz me estalla en la cabeza, en esos momentos en que lo necesito. Sigo haciendo lo que me enseñaste: sobrevivir, robándole una sonrisa a la pena traicionera que me encañona las costillas.

Todo sigue su curso. Mañana se inclinará el sol sobre los pastizales de la serena, derritiendo la alfombra escarchada que llora la noche. Leeré la prensa tomando un café, iré a la oficina, le dedicaré una mirada a la catedral camino de casa, besaré los párpados de tu mujer, mi madre, (a pesar del tiempo sigue siendo bella), aunque sea en una visita fugaz, antes de caer en el abismo del refugio de mi hogar y prenderme de alguna vieja película. Será otro día más, como tú hubieses querido... aunque no pueda evitar echarte de menos, en cada palpitar de las agujas del reloj...

(texto e imagen de Suso)

25 comentarios:

  1. Que vacío que dejan verdad?...Bonita dedicatoria.Un beso.

    ResponderEliminar
  2. me diste justo ahí, donde mas me duele...

    es maravilloso leer textos así...

    te abrazo!

    ResponderEliminar
  3. La ausencia de los seres queridos hace tambalear los cimientos de nuestra vida; en particular, la de esas personas que, si hubiese hecho falta, hubieran dado su vida por nosotros, y a las que les debemos lo que somos; ésa ausencia hiere en lo más profundo del alma provocando un vacío que no somos capaces de llenar nunca.

    Hermosas, emotivas y entrañables palabras.

    Pd.: seguro que, si puede verte, pensará que su vida valío la pena, por habértela dado a ti.

    Un beso fuerte y un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  4. He decidido ponerme un rato antes de dormir con el ordenador y he llegado hasta aquí, alguien tendría que romper el hielo( y las casualidades no existen). Siempre estará como dices el hueco del sofá.. y otras cosas como el periódico del domingo, los partidos de futbol... Yo el día de su cumpleaños le llevé al cementerio una colonia del atleti que compré en los chinos, ese fue mi regalo (no sé muy bien porque cuento esto). Tu regalo son estos preciosos versos que escribes. Las personas están vivas, en cierta manera, mientras alguien las recuerde.

    ResponderEliminar
  5. mi niño el vacio que dejan es muy dificil de llenar, esta asturiana te manda un besin muy grande y desea que pronto ese vacio se llene con el recuerdo de bellos días y dialogos compartidos, que hara que te sea menos dolorosa su ausencia.

    ResponderEliminar
  6. Amigo Suso que bello homenaje a tu padre sabes apesar de yo tener ami padre ami lado me dio pena leer la ausencia de la que tu hablas porque yo la conosco muy bien mi madre se fue hace 2 años y su recuerdo y su ausencia aun duele, y yo
    siempre siento su ausencia en cada día hermoso escrito amigo es muy nostalgico pero muy real.
    Un gran abrazo y muchos cariños, que tengas una feliz semana, te mando un poco de calor para tu frio amigo aqui los estamos desrritiendo por las altas temperaturas.

    ResponderEliminar
  7. Suso, hombre hermoso de tantas maneras: te acompaño, te abrazo, te acojo en este día que es para ti de recuerdos y melancolías y también de bellos y cálidos momentos. Yo perdí a mi madre hace dos años y el hueco, ese vacío del que hablas, no se llena y no se llenará jamás. Hoy también publico un poema triste, aunque no quiera serlo: murió la madre de una amiga entrañable, a quien quise como a mi propia madre y es motivo de reflexión y recogimiento para mí. También ha muerte, en este mismo día, de una gran amiga, profesora de mi compañero de vida en la adolescencia. Raros y trágicos ciertos días y fechas, sin duda. Pero recordarlos a ellos en la cima de lo más preciado que nos legaron, tal como haces con este maravilloso escrito, es la mejor forma de rendirles homenaje. Un largo y apretado abrazo para ti y todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  8. Suso,hermano, tu le regalas cada dia y ese es un hermoso regalo para un padre ,lo se por que fui hijo y ahora soy padre...MI padre esta en mi cada dia mas y yo estoy en mis hijas cada dia mas...y se que tanto tu padre como tu padre bendicen el haber tenido un hijo como tu...un abrazo,hermano

    ResponderEliminar
  9. Querido amigo, comparto contigo este sentimiento de ausencia de un ser muy querido. La mayor certeza que me queda dentro de este vacío, es el de saber que mientras permanezcan más en nuestro corazón que en la cabeza, siempre seguirán vivos en nosotros. Hermoso, muy hermoso el homenaje que le haces.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  10. Todo sigue y todo se para...
    mi beso Suso

    ResponderEliminar
  11. Como siempre querido amigo, tus comentarios llegan, llegan y en este caso me ha extremecido, pues demuestras tu gran sensibilidad en este amor por tu padre.

    No hay duda de que un buen padre, en la educación a su hijo, supera al propio maestro.
    Debes sentirte muy orgulloso de él, como sguro él lo estaría de tí.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  12. ¿Sabes? Te pareces mucho a él... hermosas palabras. Nunca se olvidan ni los momentos compartidos, ni los pequeños detalles de aquellos que sin duda han importado tanto. Con ellos, jamás se podrá decir eso de que con el paso del tiempo se olvida.

    Un tierno abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Gracias a todos por comentarios tan emotivos y por vuestro aliento cercano. besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  14. In Memoriam AHH. A. Tennyson

    http://elespejogotico.blogspot.com/2011/01/in-memoriam-tennyson-poema-completo-en.html

    ResponderEliminar
  15. Una estupenda recreación de un ser muy querido y del tremendo hueco que dejan, un espacio imposible de llenar... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Gracias Suso por estas letras. Cuando las leía me identificaba con ellas.Hace un año que perdí a mi padre y este sentimiento tuyo es tan real, como la vida misma. Las ausencias son tan tremendas que a veces no sabes si es el duelo o el pataleo lo que uno tiene. Gracias por estas letras, mejor no se puede decir, de otra manera sí. Un abrazote amigo. Estoy contigo en todo esto de sentir ausencias paternas. Co admiración Tino

    ResponderEliminar
  17. El seguramente no te echa de menos...pues palpita en todo tu ser... es agua que refresca tus aflicciones ...camina a tu lado en el campo abierto...sereno del alma...y hasta aquí donde estoy yo ...se alcanza a escuchar los ecos que tu risa junto a la suya hacen el sol brillar aun mas ...hermoso y sublime texto ...recuerda que nunca habrá separación entres ustedes ...besos

    ResponderEliminar
  18. La muerte es la ley de la vida, pero dejan un vacío tan grande, tantos recuerdos, tantos dolores, tantas alegrías, tantas enseñanzas.....imposible el olvido.

    besitos

    ResponderEliminar
  19. Mi querido viajero, te abrazo en la distancia con toda la fuerza que me das; estoy segura de que aunque lamentablemente tu padre no pueda abrazarte el cuerpo, está aferrado a tu alma, está latente en tu corazón y en las pupilas que te abren la ventana al mundo, sigue en esa lucha, con la valentía que sólo los guerrilleros del alma tenemos y, si de algo sirve, de este lado del charco hay alguien mordiendo la distancia y con los brazos siempre abiertos.
    Chiqui.-

    ResponderEliminar
  20. Seguro que allá donde esté habrá recibido estas palabras y estará muy orgulloso y emocionado con el hijo que tiene.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  21. Este regalo es el más bello que podías hacerle a tu padre. Todos los días son más difíciles y se hacen más cuesta arriba con la ausencia abrazada a nosotros, pero es inevitable. Como inevitable es rememorar con especial énfasis a aquellos que faltan y más queremos en días señalados.
    La vida nos machaca con sus injustas desgracias, pero sólo intentando seguir sonriendo en cada rayo de sol, podemos hacer más feliz la vida de quienes nos acompañan cada día, sea en esta u otra esfera del tiempo.

    Un abrazo especialmente reconfortante.

    ResponderEliminar
  22. Lo cierto es que no había pasado antes por aquí, y he ido a dar creo que en la entrada más íntima que podría encontrar, tanto, que hasta me ha dado vergüenza meterme tanto en tu vida. Siento que no esté tu padre en su hueco del sofá.

    ResponderEliminar
  23. Hay un antes y un después cuando se pierden los padres, la vida nunca vuelve a ser igual. La vida sigue, sí, está ahí pero resulta ser bien distinta, y entre otros miles de sentimientos la desprotección aflora..., y entonces no nos queda más remedio que hacernos más y más fuertes de repente, adultos adelantados a su época que no paramos de buscar por los rincones y los espacios que éllos frecuentaban, pero que cuando miras no están, y nó no han salido a pasear... No van a volver.

    Espero al menos que lo sientas tendiendote un apoyo invisible en todos tus momentos, también en los buenos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  24. Hrmoso homenaje a quien te dio la vida, Suso y es que cómo se siente la pérdida de un padre...yo también he perdido al mío, pero nunca le dediqué un homenaje tan bello como el tuyo. Un beso grande querido amigo.

    ResponderEliminar
  25. Has conseguido emocionarme. Te he escrito otro comentario pero no sé si habrá llegado porque no sé ni qué he hecho. Estoy muy sensible y esto me ha pegao fuerte. Al ver la foto..uf.

    En fin, eres tremendo, amigo.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella en este horizonte.
Pasa, pasa... no te quedes inmóvil al borde del camino...