"Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha"

lunes, 6 de diciembre de 2010

Estos días inciertos

Mientras el frío y la escarcha congelan nuestros desvelos, la ciudad sigue girando, tintando de ocres y blancos los peldaños de las escaleras, el quicio de las ventanas, los pasos apresurados. Nos centramos en nuestra rutina cotidiana, absorbidos por el destello de luces navideñas de las grandes superficies. Sin embargo, en este día tan extraño, mordido por el remordimiento, tallando rumor de caracolas y encañonado por el noticiero, de polvo y ceniza me cubro el cuerpo.
Y me creo a salvo del eco de la cola del paro que retumba en silencio cada mañana, del trueno de los morteros y las balas que abocan a la guerra a la península coreana, de la situación del Sáhara, de los despidos multitudinarios de empresas que buscan mano de obra más barata, de los niños con metralleta en África, del filo del estrecho que engulle las pateras, de la dentellada de la crisis del que duerme en una furgoneta, de la caza furtiva, del poder del oro negro, de los indios libres cercados por un gobierno.

Y así voy hilvanando utopías... recordando viejas batallas, el movimiento estudiantil de otros tiempos, la lucha dialéctica y el poder de la palabra, las canciones de al que le arrancaron la lengua, la memoria histórica y todo lo que nos queda por hacer...
pero a veces, me siento tan perdido...

(texto Suso, imagen google retocada por Suso)

13 comentarios:

  1. Me estallan las entrañas y la lógica cada vez que veo por la tele programas como quién vive ahí o ese de ahora en el que compiten por tener la mejor casa, los de adolescentes norteamericanas que sueñan con su mejor fiesta de los 16.. tanta gente corriendo a por la próxima novedad que pueda pagar un papel al que nosotros le damos un valor superlativo mientras la tierra se abre en dos, y sangra cubriendo y ensuciando todo el sur..

    Si te sientes perdido, yo te puedo indicar donde está el norte.. te lo regalo.. yo quiero perderlo.
    Quiero quiero quiero. Te.

    ResponderEliminar
  2. Espero que no perdamos el norte facilmente, porque allá fuera, o aquí dentro, hay miles de mundos aún por conocer y defender.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Injusticia, nostalgia, muerte y soledad. Vida, que lo llaman. ¿No es tremendo, Suso?

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Suso, no te pierdas, pienso q sería del mundo sin gente como vos?

    ResponderEliminar
  5. Yo, Suso, exilado de una utopía traicionada y transformada en vergonzosa y tiránica monarquía de facto, te digo que no cejes, que no te dejes vencer. que es posible soñar otro mundo y sembrar flores para una nueva utopía. El día que dejes de soñar, dejarás de vivir. Imagina, y será posible. Quizá no en mi tiempo ni el tuyo, pero en un tiempo cuando ya no sea posible más explotación, barbarie e injusticia, volverá la Humanidad a mirar al cielo, en busca de las estrellas y de nuevo serán el sol y la tierra, como elementos de vida, los centros de nuestro universo. Un abrazo, amigo mío. Hoy destila desilusión y melancolía tu escrito. Pero es posible. Créelo. Beso grande en esa frente que por soñar, se angustia.

    ResponderEliminar
  6. El sonido de la rutina y las prisas es como la música que emitía el flautista de Hamelin con su flauta. Es un sonido que no nos deja percibir otra cosa que no sea esa vacía y falsa melodía. Pero llega un momento en el que hay que dejar de tomar la vacuna contra la capacidad de pensar, el tratamiento que nos pone esa estúpida venda en los ojos; hay que desperezarse, taparse los oídos para no escuchar ese hipnotizador sonido y abrir bien la mente porque nada hay peor que la pasividad, el olvido, la costumbre,la ausencia de capacidad para asombrarse o para rebelarse, nunca con la violencia, pero si ayudado de las palabras, de la fuerza que da la defensa de la justicia, la intolerancia con la incultura, la convicción de que la libertad es un derecho inherente a toda persona.

    No nos dejemos llevar por la rutina y la apatía, porque, ambas, son la gran epidemia de la época que nos ha tocado vivir.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  7. Es lamentable todo lo malo que pasa en el mundo hay tanto poe hacer que las cosas mejoren y tan pocos aquien les importa es muy triste, gracias por tu entrada y mostrar la realidad tal como es.
    Besos que tengas un buen día.

    ResponderEliminar
  8. La libertad es el camino Suso, un pueblo feliz tiene futuro, honestidad, justicia, soberanía…y también memoria, porque la libertad garantizaría nuestros derechos.

    Y mientras cegados por esas luces navideñas olvidamos las miserias del parado, del sin techo, del niño y de muchos mayores que duermen en la calle….tristes navidades las de tantos….

    Sueña Suso, como dice tu amigo Pedro el día que dejemos de soñar se acabará nuestra vida.

    Tu entrada extremecedora.

    Besitos cielo.

    ResponderEliminar
  9. Realmente incierta es la verdad de quienes cantan villancicos mientras se desangra el mundo.
    La libertad es el punto cardinal hacia el que debemos ir...

    ResponderEliminar
  10. No hay que perder las esperaanzas Suso...hay que seguir soñando en un mundo mejor...en donde ya no exista tanto dolor...si los sueños mueren muere también el corazón...te abrazo en la distancia amigo...feliz día , Dios te bendiga

    ResponderEliminar
  11. Chapeau amigo…duras palabras engalanadas de cruda realidad.
    Perdidos…pero nunca rendidos, aun queda mucho por hacer, y el mundo cada día va despertando de tan largo letargo…

    Un placer leerte amigo

    Bsos

    ResponderEliminar
  12. Realidades de un mundo moderno, es triste ver lo hemos hecho con nuestro mundo,me detengo a pensar...asi como fabrican coches modernos,pc tv juguetes que se yo lo que se les vaya a ocurrir inventar...deberían pensar en algo para mejorar la vida y valores de la humanidad, algo que abrase con solidaridad al que menos tiene,al que menos puede. es terrible ver como cada ves le edad para matar a un semejante es mas corta. con 13 años de edad acaban de detener un pequeño sicario el asesinaba degollando a las personas secuetradas..terrible y triste.
    pero no dejes de soñar mi querido amigo.
    dejo mi cariñoso abrazo y mi saludo.

    ResponderEliminar
  13. No es que te sientas perdido, mi querido Suso, es que todos nos sentimosasí, perdidos, impotentes, porque, aparentemente, poco o nada se puede hacer para cambiar este tipo de situaciones tan drámaticas, pero bueno, si entre todos vamos tomando conciencia, si entre todos luchamos, quizás las utopías de hoy sean las realidades de mañana o, a pesar de que el mundo está muy mal, ¿no es cierto que antes estuvo peor? Pues si en algo ha mejorado, aunque sea en muy poco, es señal de que nuestros pequeños sacrificios, nuestros pequeños granitos de arena, también servirán para algo, como sirvieron los que aquéllos que nos precedieron, sólo hay que tomar conciencia, todos, tomar conciencia y actuar... y armarse de paciencia...

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella en este horizonte.
Pasa, pasa... no te quedes inmóvil al borde del camino...