"Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no escucha"

jueves, 4 de noviembre de 2010

Campos

Los campos se extienden verdes hasta donde alcanza la vista, salpicados de encinas, jaras, retamas, algunos olivos y pequeños riachuelos que serpentean hasta esconderse en la lejanía. Allí me escondo, bajo el cielo limpio y azul claro, con jirones de nubes pasajeras que cruzan pausadas sobre nuestras cabezas, como pañuelos al viento, casi rascando sus barrigas con la torre del campanario orgullosa, en el punto más alto del pueblo, sobre la colina. 
Caminando se oyen cantar las chicharras, los gorriones revoltosos, la brisa colándose entre las vallas de los huertos y sembrados...

Llevadme allí si un día mis pies no soportan el peso de mis huesos, al lugar donde me siento viento soplado en el paisaje, donde se confunde el horizonte con un lienzo de acuarelas de verdes y terrones de mi tierra...

(a los campos del pueblo extremeño que me vio crecer.... y me acunó incluso sin parirme)

Texto de Suso, imagen de google.

20 comentarios:

  1. Te entiendo y te siento perfectamente, Suso querido. Quieres en el último momento regresar a tu madre original, a la tierra que te vio nacer y crecer y hacerte hombre. Yo también quiero eso. Quiero descansar mis huesos, cuando llegue el momento, en mi Cuba del alma. Besos y abrazos pa ti, hermano.

    ResponderEliminar
  2. Hermoso lugar ,hermano, el que habita tu alma serena.Esos campos extremeños que como los andaluces paren cuerpos y espiritus de sol y lluvia...bello texto...no me importaría compartir sombra bajo una encina ,sombra ,charla y una fresca cerveza...un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Precioso post para todos los que gozan de la naturaleza como es mi caso, almas perdidas que a veces no encajan en este mundo, almas que sienten un vacío que nunca acaba de rellenarse, locos y no tan locos que nadan a contracorriente, que buscan un remanso de paz, contemplando donde el cielo y la tierra se mezclan.
    Besos Suso y disfruta de esas maravillas que posee tu tierra, y que tienes esa gran suerte de que te acunan aun sin parirte.

    ResponderEliminar
  4. Qué bien sienta saberse arraigado a una tierra, a un sitio. Saberse.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Hermoso lugar para soñar. Besos.

    ResponderEliminar
  6. Precioso, no hay nada mejor que tener cerca ese pequeño rincón donde reencontrarse con uno mismo y con la Naturaleza. Hermoso paisaje el de tu tierra, lo recuerdo la pasada primavera, de camino a Portugal, por tierras de Cáceres y Badajoz.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Y que la hierba me envuelva y no respire ya mas que su olor.
    Como siempre embriagador Suso.

    ResponderEliminar
  8. Llevadme allí a mi también llegado ese día...

    Pd: te cambio un escondo por un oculto

    ResponderEliminar
  9. Orgulloso de tu tierra y tierra orgullosa de sus hijos. Comparto pensamiento aunque la tierra cambie.

    Un fuerte abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  10. ¡Quién pudiera sentirse viento en tan bello paisaje y alejarse a soledades tan amenas!
    Un abrazo grande :)

    ResponderEliminar
  11. hermoso lo que leo, siento como si inevitablemente estuviera arraigada a un lugar, que tambien puede estar en el corazon, en lo que es natural para el corazon...

    gracias

    ResponderEliminar
  12. uuff publique un comentario antes pero no se si se actualizo...

    te decia que sentia lo natural como parte del ser, es decir que la naturaleza misma puede estar en el corazon, y arraigarse y aferrarse a eso siento que es maravilloso... este texto me llevó tambien a lugares personales...

    gracias

    ResponderEliminar
  13. Te cambio dos aceras, un semáforo, dos mañanas de agobio en el metro y tres días haciendo cola para cualquier bobada por un ratito allí...

    ResponderEliminar
  14. Hermoso, mi querido Suso, hermosa tu prosa, henchida de sentimiento y hermosos esos deseos de volver al vientre materno de la tierra que contiene nuestra simiente...Un beso, poeta y disfruta de un finde estupendo y relajante.

    ResponderEliminar
  15. La imagen es de Extremadura, verdad?
    Con solo mirar el paisaje de la dehesa y sentir tus letras, la paz se respira...
    Besitos y gracias por tu visita a mi lugar.

    ResponderEliminar
  16. Llevan tan impregnada el almade colres, olores y lienzo natural que todo lo que el recuerdo te trae sabe a lírica.

    Gusto de leerte.

    Con cariño, esencia.

    ResponderEliminar
  17. Serrat habló del Mediterráneo, Chema Rodríguez de Tombuctú, tú de tus campos de Extremadura que nada tienen que envidiar los de Machado. Poesía, naturaleza, armonía y paz.
    Trasladado a lo etéreo y virtual, eso es tu blog. El hueco en el que anido

    Mi pequeño paraíso se llama Valdearenas, es una playa de aquí de Cantabria, más que bonita.

    Besosymásbesos

    ResponderEliminar
  18. Es muy importante la raiz.
    Parecen encinas: ellas lo saben.
    Un abrazo. Me alegra volver a encontrarte.

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola Suso!
    que bello es visitar los verdes campos de el rinconcito de mundo que te vio nacer y crecer, así como es hermoso leerte y sentir el amor que le prodigas a tu tierra.
    me perdi unos cuantos días, salide viaje, pero como ves ya estoy de vuelta y disfrutando de tus maravillosos textos.
    te dejo mi calido saludo y mi huella que te sigue.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu huella en este horizonte.
Pasa, pasa... no te quedes inmóvil al borde del camino...